El viaje del Protector

0
106

El buque recaló en el puerto de Montevideo durante algunas semanas durante esta primavera y el jueves partirá rumbo a las heladas aguas del sur. Al Protector se lo conoce como la “navaja suiza” de la Armada Británica: roja, versátil y siempre a mano para cuando la necesites. Se trata de un rompehielos equipado con dos grúas capaces de levantar hasta 60 toneladas de provisiones y equipos. Un barco que recorre la Antártida realizando estudios exploratorios y asegurándose de que todos los otros barcos que recorren respeten las pautas ambientales. El Protector recaló en el puerto de Montevideo durante algunas semanas durante esta primavera y el jueves partirá rumbo a las heladas aguas del sur. Ahora bien, ¿qué hace acá?

“La razón por la que estamos acá en Uruguay es que cada vez que vamos a entrar o salir del hielo tenemos que realizar tareas de mantenimiento para asegurarnos de que todo está funcionando para mantenernos a salvo. Pero también para asegurarnos de que nuestro sistemas cumplen con toda las pautas ambientales y así no agravar los problemas en el medio ambiente”, contó a Telemundo la capitana del barco británico protector, Maryla Inglham.

Una vez en el hielo, la tripulación del Protector realiza tareas más que nada hidrográficas y recorre aguas que no han sido revisadas por 80 o 100 años, incluso a veces nunca. Lo que representa un riesgo para el cada vez mayor número de embarcaciones y cruceros que navegan por la zona. También realiza apoyo a los científicos británicos que trabajan en el continente blanco y que estudian la incidencia del cambio climático en los ecosistemas antárticos.  “El cambio climático es definitivamente un tema central para nosotros. Buscamos entender qué está pasando en nuestro planeta para poder ayudar con esa situación”, explicó. Además, en esta ocasión, el Protector le dará una mano a los científicos uruguayos. “Estamos colaborando con el instituto antártico uruguayo. Los estamos asistiendo con el traslado de equipamiento técnico a la base Artigas. Vamos a pasar por ahí y parece una buena idea, ayudarnos entre nosotros”, sostuvo Ingham. La capitana Ingham es la primera mujer en estar al mando del Protector. “A mi tripulación no les importa si soy un varón o una mujer, les importa que pueda cuidar de ellos y manejar la nave. Hay cada vez más mujeres trabajando en el océano. De hecho, conocí a mi contraparte en la marina uruguaya y fue muy bonito conversar e intercambiar experiencias. Ahora tengo una nueva amiga”, subrayó. El Protector pasará el verano en la Antártida y en febrero comenzará su retorno hasta Inglaterra. “Es un ambiente peligroso para recorrer. Es por eso que tenemos que estar bien entrenados y mantener toda nuestra atención puesta en lo que está pasando”, cerró. https://www.teledoce.com/

DEJA UNA RESPUESTA