El rechazo de la Unión Europea al acuerdo con el Mercosur

0
102

Entre la pandemia y el dólar, la noticia pasó casi desapercibida en los medios locales. Después de 15 años de negociaciones, a finales de junio del año pasado, los ministros de Relaciones Exteriores de los países conformantes del Mercosur y la Comisaria europea Cecilia Malmstrom firmaron un convenio que generaba cierta euforia en algunos sectores y muchas dudas y reclamos en otros. Mercosur le exportó a la Unión Europea por US$ 42.000 millones en 2019 y le había vendido por 49.000 millones en 2018. Soja, pellets, hierro y café eran los principales productos. Más de 20 de cada 100 dólares vendidos fueron soja y derivados. Mercosur importó desde Europa por casi 42.000 millones, lo que representa un comercio equilibrado en montos, aunque la Unión Europea nos vende máquinas, medicamentos y autos.

No ratificado

Pero el Parlamento Europeo, a través del Comité de Comercio Internacional, informó que el acuerdo no puede ser ratificado. Algunos puntos son claros, entre ellos, el 36, en donde se asegura que el acuerdo UE-Mercosur tiene una parte de cumplimiento obligatorio que es el desarrollo sostenible, así como otros puntos vinculados a la protección medioambiental, la inclusión e implementación del Acuerdo del Clima de París y sobre derechos laborales. Los franceses tuvieron un papel importante en esta negativa: los eurodiputados del partido del Presidente Macron obtuvieron la aprobación de una enmienda que significa un rechazo de parte del Parlamento Europeo.¿Qué dice esta enmienda? Que el Parlamento está preocupado por la política ambiental de Brasil y del Presidente Bolsonaro de Brasil, que contradicen al Acuerdo de París y que la producción brasileña generaría gases de efecto invernadero.

Deforestación

Los números que esgrime el grupo francés es que de continuar el acuerdo Mercosur-UE podrían deforestarse 700.000 hectáreas para poder abastecer de carne bovina a Europa en búsqueda de zonas de pastoreo, por lo que habría una desproporción entre las ganancias económicas y las pérdidas ambientales. La oposición al acuerdo tiene en Francia un protagonista importante aunque también Países Bajos y Austria realizaron observaciones al respecto, mientras que Bélgica, Irlanda y Alemania no consideran que su entrada en vigor fuera pronto. Brasil y la Argentina están dentro de los 10 países más cerrados del mundo según los datos del Banco Mundial, que considera la representación del comercio internacional dentro del producto de los países. 

Cerrado

Para Brasil, ese dato es del 22,9%, la Argentina 24,5% y Uruguay con 27,5%. También entre los países más cerrados están Etiopía, Tanzania, Timor y Camerún. Dentro del Mercosur, Paraguay muestra mejores indicadores por su apertura al mundo. Mercosur es un bloque cerrado cuyos países tienen poca apertura comercial y pocos avances en negociaciones importantes, tal vez por la definición inicial de que los países no pueden firmar convenios individualmente sino a través del bloque.  En un mundo afectado por la pandemia es difícil avanzar con estrategias de mayor apertura comercial aunque siempre hay una excusa para no potenciar al bloque. En esta oportunidad el cierre del camino que significaba la Unión Europea implica salir a buscar alternativas en otras regiones. https://tradenews.com.ar/

DEJA UNA RESPUESTA