El negocio conjunto de Antel y Google que desembarca en la Argentina

0
132

El cable de fibra óptica, que es propiedad de la empresa estatal y la compañía de tecnología estadounidense, en una primera fase solo unía a Uruguay con Brasil. El cable submarino Tannat, que hasta ahora unía Uruguay y Brasil, llegó a Argentina. La infraestructura es propiedad de Antel y Google, compañía de tecnología estadounidense. Ahora conectará Las Toninas (Argentina) con Maldonado (Uruguay) y Santos (Brasil). Así lo anunció este miércoles en un evento virtual la gerenta de Políticas Públicas y Asuntos Gubernamentales de Google para el cono sur, Eleonora Rabinovich. Gabriel Gurméndez, presidente de Antel, comentó que “el hito de hoy significa 40.000 veces más capacidad para transmitir datos a través de esta infraestructura”. A su vez, permitirá dar “mejores servicios a nuestros clientes en la región” con una “tecnología de vanguardia y última generación”. La extensión le brinda “una gran robustez a nuestra red de cables submarinos regionales. A cerrar el anillo regional, previniéndonos y protegiéndonos de cualquier contingencia, dando mayor seguridad y continuidad a nuestras operaciones y clientes”, agregó el presidente de Antel. El cable submarino denominado Tannat se inauguró el 18 de agosto de 2017 a través de un acuerdo entre Google, Algar Telecom de Brasil, Angola Cables y Antel. Es su primera etapa unía Brasil y Uruguay. Cristian Ramos, gerente de Desarrollo de Infraestructura de Google, contó que siempre pensaron que también querían “unir Argentina”. En el 2019, se anunció junto a Antel la extensión del cable desde altamar hacia ese país. “En el 2015, surgió la idea junto a Antel de construir Tannat. En su primera fase era un cable que unía Brasil con Uruguay. Pero siempre pensamos en que queríamos conectar a Argentina. Para eso, en la construcción del cable dejamos de manera específica un equipo en el mar” que “es un difusor de fibras. A partir de este, que se encuentra en altamar, se puede extender hacia Argentina”, repasó. La semana pasada “conseguimos llegar a Las Toninas (Argentina), que es donde el cable aterriza”. “El cable va a tener dos usuarios principales: Google y Antel. Cada uno va a poder operar sus fibras de manera independiente, con lo cual también estamos generando una cierta competencia en el mercado para beneficiar a los usuarios”, agregó Ramos. El presidente de Antel aprovechó la oportunidad para agradecer a Omar Paganini, ministro de Industria, Energía y Minería, Francisco Bustillo, ministro de Relaciones Exteriores, y Javier García, ministro de Defensa. La mención fue su apoyo y ayuda “a tomar decisiones bien oportunas en los últimos meses que nos permitieron a todos cumplir con el programa de tendido de cable submarino en tiempo y forma”. Por otra parte, expresó que para la empresa estatal y para el país es un honor que Google los “siga percibiendo como un socio confiable, serio y duradero”. https://negocios.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA