“Difícil” consenso en el Mercosur, el canciller expuso “plan B” de inserción internacional; Uruguay advierte que Brasil podría “patear el tablero” y decidir en forma unilateral un nuevo arancel externo común

0
97

En temas relacionados al Mercosur, “Brasil hace lo que quiere, Argentina lo que puede, Uruguay lo que le dejan y Paraguay nada”. Se trata de una frase habitual en los círculos diplomáticos regionales, que el canciller Francisco Bustillo solía escuchar a su paso por la Embajada uruguaya en Buenos Aires y que la semana pasada reiteró en el Parlamento.

“Es la triste realidad, pero es así” sostuvo el ministro al volver a hacer mención a la frase durante su comparecencia del jueves 10 en la comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Diputados. Y agregó que, por distintas circunstancias, la “grifa Mercosur” está devaluada a nivel mundial.

“Ni siquiera la Unión Europea pone entusiasmo al momento de procurar cerrar los distintos temas que todavía están arriba de la mesa”, afirmó. “Eso uno lo advierte toda vez que se plantea algún tipo de negociación, tanto alguna que está en curso como otras que anhelamos concretar”, señaló.

El canciller detalló que frente a la eventualidad que, como tantas veces ha sucedido, las inquietudes de Uruguay con respecto a flexibilizar el bloque se vean frustradas, el gobierno está trabajando en un “plan B” de inserción internacional.

“Un bloque autárquico” El “plan B” del que habló el canciller ante los diputados está fundamentando en las nuevas dificultades que afronta hoy el Mercosur en dos temas fundamentales. Bustillo concurrió a la comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Diputados para responder sobre las gestiones realizadas para la flexibilización del bloque regional respecto a eventuales acuerdos con terceros países, un viejo anhelo de Uruguay, y también expuso sobre el planteo, impulsado por Brasil, de rebajar el Arancel Externo Común (AEC) del bloque.

Las dos propuestas tuvieron el rechazo de Argentina. “Uno nota o advierte que de alguna forma las políticas de Argentina han llevado a plantear un bloque autárquico, y eso es algo que Uruguay no se puede permitir”, dijo el canciller. “Uruguay está volcado al exterior, necesitamos exportar”, agregó.

El canciller adelantó que hay algunas reuniones previstas con el país vecino. Argentina, dijo, mantiene una posición “de máxima” contra la posibilidad de lograr una mayor inserción. El objetivo de Uruguay, dijo, es conocer las razones. “Hasta ahora no sentimos que estén fundamentadas por parte de Argentina, sino que es no por el no”, lamentó. Negociación conjunta con Brasil En cuanto al arancel externo, Bustillo destacó que Brasil se bajó de su propuesta original, que planteaba una reducción del 50%.

Ahora Itamaraty habla del 20%, algo más cercano a lo pretendido por Argentina. La diferencia es que Brasil aspira a hacerlo en dos etapas pero antes de fin de año. “Brasil y Uruguay asumimos el compromiso de que iríamos juntos y terminaríamos la negociación en forma conjunta”, dijo Bustillo. “Es un pacto de caballeros, y hasta ahorase mantiene”, agregó. Según el ministro, Paraguay no está muy convencido e hizo saber sus discrepancias en la reciente reunión bilateral que se mantuvo en Asunción. Es que el 65% de la oferta exportable de ese país tiene destino intra-Mercosur, con lo que no tiene tanta necesidad de encontrar otros mercados.

En este escenario, el canciller adelantó que todo puede suceder. Desde que se logre poco hasta que Brasil termine por “patear el tablero” y decida en forma unilateral un nuevo arancel externo común. “No quisiéramos llegar a eso”, dijo. Bustillo aseguró que la intención de Uruguay es que la fórmula definitiva sea consensuada entre los cuatro países. Luego de varias postergaciones, la reunión del Consejo Mercado Común, que intentará avanzar en el tema, quedó fijada para el domingo 20.

“Diría que no soy optimista ni pesimista, sino que soy realista”, admitió. “No es para nada sencillo. Cada uno tiene sus posiciones de máxima y, en esa media, es difícil lograr el consenso”. Los objetivos La estrategia alternativa de inserción internacional está relacionada a posibilidades que, con o sin Mercosur, puedan existir para la oferta exportable uruguaya. “Uruguay no le hace asco a negociar con cualquiera, por decirlo folclóricamente”, apuntó el canciller Entre las opciones Bustillo mencionó al Medio Oriente, donde “existen muchas posibilidades” dado el bajo nivel arancelario de esa región. Para el canciller, Uruguay no le ha prestado la atención que merece al Consejo de Cooperación del Golfo. En ese sentido se enviará allí a Nelson Chabén, el diplomático con más experiencia del Palacio Santos en esa región. La expectativa es que puede lograr abrir mercados. Otro de los objetivos identificados por el plan del canciller es Turquía, seguida de Nigeria, Tailandia y Malasia.

“Claramente no estamos en condiciones de despreciar ninguna negociación”, remarcó. Bustillo sostuvo que todavía está sobre la mesa la posibilidad de negociar con China. “Nos gustaría mucho sentarnos a negociar con ellos, ver qué posibilidades existen, qué beneficios podemos obtener y cuáles vamos a tener que conceder”, afirmó. Y también poder iniciar una negociación con Estados Unidos. “Pero realmente no creo que Estados Unidos lo esté considerando”, reconoció. https://www.elobservador.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA