Crecerá el área arrocera, pero también suben costos

0
97

Siembra comenzó en Artigas, en otras zonas “no hay piso”. Comenzaron las siembras de arroz en el norte -especialmente en Artigas-, mientras que en el resto de las cuencas dedicadas al cereal, las últimas lluvias completaron los niveles de agua que precisaban las represas, pero impidieron conseguir las condiciones de piso para sembrar. Al menos en la cuenca arrocera del este -conformada por Cerro Largo, Treinta y Tres, Rocha y parte de Lavalleja- parece difícil poder comenzar con las tareas de siembra este mes y se iría hasta octubre o poco más allá de la primera quincena de noviembre. “Las lluvias generaron suficiente agua como para poder cumplir con la intención de siembra que venía estimando la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA) en consulta con los productores, que era de 165.000 hectáreas”, dijo a El País el presidente de la gremial de arroceros, Alfredo Lago.

Las 165.000 hectáreas que ocupará el arroz en la zafra 2021/22, representan un incremento de entre 15.000 y 20.000 hectáreas por encima del área de la zafra pasada. En el último ciclo productivo del sector arrocero hubo una productividad récord -ayudada por el clima-, costos acordes y buena demanda, convirtiéndola en una zafra excepcional. Es la situación típica generada por los picos que se registran en los ciclos productivos. La zafra arrocera 2020/21 mostró un rendimiento promedio récord que se ubicó en 9.445 kilos por hectárea, según los datos presentados en el XVII Taller de Análisis Tecnológico-Productivo de la Zafra de Arroz, organizado por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), donde presentaron sus datos seis molinos arroceros, que abarcan cerca del 90% del área total. Problema. En esta nueva zafra los costos subieron y los productores prevén que estén por encima de los US$ 1.800 por hectárea del año anterior. “Hay que pensar que tenemos costos que estarán 15% por encima”, admitió Lago. El incremento se debe a que “se consolidó la suba de insumos básicos como fertilizantes y agroquímicos, sumados a precios de combustible que están por encima del año anterior cuantificados en dólares por litro de gasoil”. A su vez, el valor del dólar también pesa fuerte en el sector. “Hoy el precio del dólar dejó de caer, pero estamos lejos del escenario de aumentos de esa moneda que quisiéramos tener”, reconoció el titular de ACA. Lago dijo que “lo lógico sería pensar en un costo de US$ 2.100 por hectárea para la zafra 2021/22” y aclaró que “nadie espera un ejercicio productivo tan favorable como en el ciclo anterior”.

Mercado. Respecto al mercado arrocero, si bien hay consultas por el cereal uruguayos y la demanda en el mundo está firme, “no se registró un flujo de negocios nuevos e importante”, aclaró el presidente de ACA. Los problemas de logística siguen afectando a los distintos sectores exportadores. La menor oferta de buques y la falta de contenedores marítimos que se pensaba mejoraría para el año próximo, continuaría perjudicando a los exportadores, según establece la visión de los especialistas. “Los que hacen buenos negocios son las empresas navieras. Al arroz le pega fuerte porque es el producto más barato que va dentro de los contenedores si se le compara con otros alimentos”, reconoció Lago. Un contenedor de arroz representa unos US$ 15.000 que contrasta contra los US$ 500.000 de cualquier otro producto, como por ejemplo la carne. Si bien las navieras reconocen al sector arrocero como cliente, no les mueve la aguja. https://rurales.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA