Conflicto en el puerto: quedó en suspenso la firma de acuerdo por diferencias en una cláusula

0
69

“Corre riesgo de que se caiga a último momento”, dijo Álvaro Reinaldo, secretario general del sindicato portuario. El sindicato portuario dejó en suspenso la firma final del convenio salarial con Terminal Cuenca del Plata (TCP) por un diferendo en una de las cláusulas que estaban preacordadas con la empresa que maneja la terminal especializada de contenedores del puerto de Montevideo, dijo a El País Álvaro Reinaldo, secretario general del Sindicato Único Portuario y Ramas Afines (Supra), “Al final no firmamos nada hoy y corre riesgo de que se caiga a último momento”, dijo Reinaldo. “En una de las cláusulas la empresa dijo que tenía una interpretación y nosotros la interpretamos de otra manera. Hasta no resolver eso no vamos a firmar”, agregó.

Reinaldo se limitó a decir que “es por uno de los ítems del convenio” pero no precisó sobre cuál.

Está previsto que el convenio dure cuatro años, un tiempo superior al promedio de los acuerdos salariales. A su vez, la empresa pagará una gratificación de $ 20.000 por única vez en un solo pago junto al sueldo de octubre, excepto a los cargos gerenciales. El preacuerdo, al que accedió El País, incluyó un apartado especial con un mecanismo de prevención de conflictos. Además estableció una cláusula de paz atada tanto a la ausencia de medidas gremiales como a asegurar el funcionamiento de la terminal los domingos. Según el texto, “las partes se obligan a prescindir de disponer o participar de medidas gremiales colectivas (huelgas, paros, lock out)” relacionadas “directa o indirectamente con planteos o reclamaciones que tengan como objetivo la consecución de cualesquiera reivindicaciones de naturaleza salarial, o que se relacionen con el trabajo y tengan implicancia económica para la empresa”. “El presente sistema de jornales asegurados se otorga en contrapartida del cumplimiento de la cláusula de paz y de la obligación que asumen los empleados de garantizar una dotación suficiente como para que todos los días domingos se opere con la cantidad mínima de tres manos (grúas) que se acuerda en el convenio. Por ello, el incumplimiento de la cláusula de paz o de la obligación señalada determinará la extinción total y definitiva del sistema de jornales aquí pactado y de los jornales que se hayan otorgado en aplicación del sistema”, dice también el texto. El convenio estableció un sistema de jornales mínimos en tres franjas: 15, 18 y 20 jornales. Hasta ahora el mínimo era de 13, y llegar a 15 fue una de las mayores reivindicaciones del sindicato. La ubicación en cada franja, en tanto, se evalúa en función del promedio de días trabajados en el último año. También existe una compensación de pago doble por el trabajo los domingos para funcionarios de operaciones, de mantenimiento y maquinistas.

Además hay trabajadores que tienen 26 jornales asegurados, que son aquellos que estaban desde un anterior convenio en 2013. Según la empresa, con estos trabajadores es con quienes se da una brecha mayor entre jornales que se pagan y no se trabajan. Es que al asegurarse los jornales, pueden existir casos de pagos por jornales no trabajados, algo que la empresa plantea que repercute en los costos de la compañía. La dirigente del Supra e integrante del Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt, Vanesa Peirano, consideró la cláusula de paz “sumamente abusiva”. “No solo no les permite a los trabajadores tomar medidas por lo acordado, sino ningún otro tipo de medidas de índole salarial”, agregó. Pese a la ratificación por asamblea del convenio, el sindicato de portuarios anticipó que el conflicto seguirá en el Puerto de Montevideo. El gremio reclama que “el fondo” todavía no está saldado y advierten que la nueva concesión a Katoen Natie hasta 2081 “pone en riesgo” unos 700 puestos de trabajo de empleados de otras empresas que trabajan en el puerto. Los 700 puestos de trabajo son 300 empleos directos de la empresa Montecon y el resto de otros tercerizados. “Entendemos que el problema de fondo no se solucionó porque ahora lo que falta es el cumplimiento del compromiso del gobierno con los puestos de trabajo de Montecon”, dijo Peirano. Los sindicalistas esperan este jueves una reunión con el Ministerio de Trabajo para empezar a negociar este asunto. https://www.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA