Argentina volverá a ocupar un sillón en el Consejo de la Organización Marítima Internacional

0
43

La reincorporación del país a la mesa de conducción del máximo órgano marítimo es fruto de un trabajo coordinado de los ministerios de Relaciones Exteriores, Cancillería, Defensa, Seguridad y Transporte. La Organización Marítima Internacional (OMI), es una entidad dependiente de las Naciones Unidas (ONU) que tiene como misión entender en todo lo relacionado con la navegación marítima comercial en todos los mares del mundo. Sus resoluciones y recomendaciones, normalmente toman la forma de convenios internacionales que una vez aprobados por los estados miembros, son transformados en leyes locales en los distintos paìses. Resulta ser así qué cuestiones tales como la seguridad de la vida humana, la contaminación marina, la formación y titulación de la gente de mar y la búsqueda y rescate de personas en peligro en alta mar, se rigen por protocolos standard emanados de la OMI. Como todos los organismos dependientes de las Naciones Unidas, anualmente se lleva a cabo una Asamblea General que es soberana y en la cual se tratan y sancionan las diferentes cuestiones que hacen al quehacer marítimo. En el período que media entre dos Asambleas, la marcha de la Organización es atendida por un Consejo que ejerce el rol ejecutivo y está integrado por 40 Estados miembros. La asignación de cada banca del órgano ejecutivo se rige atendiendo tres grupos de países: A) Los que tienen mayores intereses en la provisión de servicios marítimos internacionales. B) Los que tienen mayores intereses en el comercio marítimo internacional y C) Aquellos que sin estar incluidos en los dos primeros garanticen con su presencia la representación de distintas zonas geográficas del mundo. Argentina, dada su posición relativa frente a los grandes centros de consumo mundial, integra el grupo B, siendo que el 95% de su comercio de exportación e importación se realiza por agua. A partir de hoy vuelve a integrar el Consejo junto a Alemania, Brasil, Canadá, Emiratos Árabes Unidos, España, Francia, India y Países Bajos. Luego del duro revés que significó la pérdida de la banca que durante 34 años ininterrumpidos ocupó Argentina en la conducción de la OMI y que ocurriera en 2017, la unión de representantes de distintas agencias del Estado nacional liderados por el embajador argentino destacado en Londres, Carlos Sersale di Cerisano, y que incluyó diplomáticos, miembros de la Armada Argentina y de la Prefectura Naval, tuvo la ardua tarea de volver a generar la confianza internacional necesaria para que la ausencia del país en el Consejo fuera lo más breve posible. La tarea impuesta concluyó exitosamente en el día de hoy. Producida la votación plenaria, Argentina obtuvo 125 votos, pudiendo entrar en el 10° lugar y dejando fuera de competencia a Suecia. Desde las carteras de Defensa y Seguridad recordaron que fueron comisionados en el mes de julio a Londres (donde funciona la OMI) el jefe del Estado Mayor de la Armada, almirante José Luis Villán, y el prefecto nacional naval, prefecto general Eduardo René Scarzello para participar del 122º período de sesiones del Consejo y apoyar el lanzamiento de la candidatura argentina encabezada por el representante permanente, embajador Holger Federico Martinsen. La relación de la OMI con ambas carteras gubernamentales es estrecha ya que en cabeza de la Armada se encuentra la aplicación del protocolo SAR (búsqueda y rescate en alta mar) y buena parte de las responsabilidades inherentes al régimen de formación del personal superior y subalterno de la Marina Mercante. La Prefectura Naval, por su parte, es la autoridad marítima nacional y como tal responsable de la habilitación del personal, velar por la seguridad de la navegación, la contaminación de las aguas y la protección de la vida humana en el mar. https://www.infobae.com/

DEJA UNA RESPUESTA