Análisis de uno de los principales bancos: ¿por qué ve estancada a la economía local?

0
151

Hay entorno regional “complicado”, lo que afectará exportación. De la mano de un “bajo desempeño del consumo privado” y un “bajo dinamismo de la inversión”, la economía uruguaya confirma su estancamiento y crecerá 0,8% este año. Es la previsión del BBVA Research -el servicio de estudios del banco español-, que rebajó en 0,5 puntos porcentuales la proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB)para 2019. Para el próximo año también bajó la proyección de 1,9% al 1,7% actual. Según la presentación hecha ayer por los economistas Adriana Haring y Juan Manuel Manías, estos números “implican un estancamiento económico que ya se venía vislumbrando desde 2018, cuando el país creció 1,6%”. Esta situación en el plano local debe enmarcarse dentro de un “complicado entorno regional”, con Argentina y Brasil con previsiones revisadas a la baja, lo que pauta que “el sector externo tampoco será un gran dinamizador del PIB uruguayo”. Tomando esto último y la construcción de la segunda planta de UPM, BBVA Research prevé que en los próximos dos años crezca el déficit externo -hasta 0,6% del PIB en 2019 y 1,9% del PIB en 2020-, es decir que haya un mayor nivel de importaciones que de exportaciones. La adquisición de productos en el exterior crecerá “ante la necesidad de hacerse de los bienes de capital para la construcción” que realizará UPM.  El mayor déficit externo de Uruguay “será financiado sin inconvenientes por la mayor inversión extranjera directa (de UPM), básicamente por la financiación de la empresa finlandesa para la instalación de la planta de celulosa”, repasaron. A su vez, en el plano fiscal BBVA no observa “la tan ansiada consolidación, ya que el déficit solo baja por un efecto transitorio” relacionado a la ley de cincuentones, que genera hoy un ingreso extraordinario por la transferencia de fondos de las AFAP al Banco de Previsión Social (BPS) que se revertirá a futuro y generará egresos mayores al dinero que ingresó.  Contando ese efecto distorsivo, el rojo de las cuentas públicas se ubica en los 12 meses a marzo en 3% del PIB. Los economistas del banco creen que terminará este año en 3,1% del PIB y que recién cederá en 2020 al caer a 2,7% del PIB. Para mejorar la situación, ven que Uruguay debe procesar “una reforma del sistema previsional que mejore los ingresos de manera permanente y minimice los gastos corrientes”, pero se necesitan “consensos” y el actual clima electoral no es el ideal. Sobre el dólar, esperan que culmine el año en $ 36,20 “con sesgo al alza dependiendo de cómo evolucione en la región”. Advierten que hay “un riesgo de contagio si en Argentina la crisis de confianza sigue presionando” el tipo de cambio. https://negocios.elpais.com.uy

DEJA UNA RESPUESTA