Acciones de Maersk y Evergreen pierden un 37% y un 26% de valor en el primer trimestre de 2020

0
50

Sector portacontenedor presenta fuerte correlación entre el valor accionario y las tarifas spot. Entre los segmentos de transporte más afectados por la crisis del coronavirus (Covid-19) está el de los contenedores, especialmente impactado por la reducción de los gastos discrecionales en artículos no esenciales por parte de los consumidores que tratan de conservar el dinero en efectivo en medio de sus empleos y medios de subsistencia amenazados. Drewry define esta crisis como “un evento de miedo”; probablemente muy parecido a la crisis financiera de 2008-09. Desde la consultora estiman que los mercados seguirán siendo inestables hasta que se observe una combinación de 1) pruebas exitosas de contención del virus; 2) claridad sobre el impacto económico neto; y 3) una respuesta política mundial concertada. Por consiguiente, proyectan que el desempeño de las líneas navieras en 2020 se vea considerablemente afectado. También es probable, añaden, que las navieras intensifiquen prácticas como las cancelaciones de itinerarios para minimizar las pérdidas, erosionando así la fiabilidad de sus servicios. En paralelo, la evolución de los precios de las acciones de Maersk y Evergreen, sugiere su fuerte correlación con las tarifas spot del Índice Mundial de Contenedores (WCI) de Drewry. El WCI, publicado semanalmente, está compuesto por las tarifas de flete de los contenedores en ocho rutas principales hacia y desde los Estados Unidos/Europa al Asia. De acuerdo con Drewry, las tendencias históricas sugieren que los precios de las acciones de ambas navieras se han alineado estrechamente con las tarifas spot de WCI. Dado que las tarifas spot son un barómetro de las futuras tasas de contracción, no es sorprendente que los precios de las acciones hayan seguido en su mayoría un patrón similar. Es así como, la correlación de cada acción está más cerca del 50%. Para impulsar el precio de sus acciones, Maersk, en particular, ha probado varias opciones, entre ellas la asignación de US$2.300 millones en dividendos ordinarios y la realización de recompras de acciones desde 2017. La prolongada reestructuración del grupo y el enfoque en la integración vertical no lograron crear suficiente valor para los inversores. Ahora, con la pandemia de Covid-19, el precio de sus acciones ha recibido un fuerte golpe desde principios de año. Los accionistas de Maersk perdieron un 37% de valor en el primer trimestre de 2020, ya que las acciones se negociaron por debajo de los US$871,98, precio que sólo se vio en 2009 en el momento de la crisis financiera. Como tal, el grupo ha suspendido su orientación de EBITDA para el año completo de 2020 de US$5.500 millones citando el grave impacto de Covid-19 en la economía mundial y el mercado de contenedores. Por otro lado, las acciones de Evergreen Marine perdieron un 26% en el primer trimestre de 2020, después de haber ganado un 5% en 2019. Al igual que Maersk, Evergreen tiene como objetivo ofrecer una “solución logística integrada de contenedores”, una frase que Maersk ha repetido constantemente para describir su propia ambición de ofrecer más servicios de la cadena de suministro tradicionalmente proporcionados por los transportistas en tierra. A principios de febrero de este año, Evergreen se unió a las filas de las líneas navieras que ofrecen una plataforma de reservas online – GreenX que proporciona a los expedidores y freight forwarders cotizaciones instantáneas, permitiéndoles reservar espacios en cuestión de minutos.

Tarifas spot

Mientras tanto, los precios spot de los contenedores evaluados por Drewry (WCI) han sido hasta ahora mejores que en 2019 con el último registrado a US$1.446/ FEU el 30 de abril de 2020, lo que supone un aumento del 5% interanual. Con respecto a la tarifa spot en la ruta Asia- Europa, la de Shanghái – Génova aumentó un 9% interanual, mientras que la de Shanghái-Róterdam lo hizo en un 1% interanual. Sin embargo, el mayor salto se produjo en la tarifa spot en la ruta Róterdam-Shanghái, que se situó en US$967, con un aumento del 79% interanual. A pesar de la contracción de la demanda, las tarifas spot se han mantenido hasta ahora, principalmente porque las líneas navieras han gestionado con éxito la capacidad. No obstante, Drewry espera que el desbalance de los contenedores tenga un impacto significativo en los movimientos de carga en el segundo trimestre de 2020. Los equipos empezaron a acumularse en diferentes puertos de China a partir de febrero, debido a la disminución de las exportaciones provocada por el brote de Covid-19. La lentitud, unida a las cancelaciones, restringió aún más el movimiento de los contenedores, lo que dificultó a las navieras a asegurar su disponibilidad en otros lugares dado que la mayoría de los países optó por cuarentenas, el reposicionamiento de los contenedores se está convirtiendo en un reto. Para agravar la situación, la flota de portacontenedores inactivos ha aumentado considerablemente desde el comienzo del año en el contexto de numerosos informes de suspensiones de servicios programados. Los últimos datos sugieren que a fines de marzo alrededor del 8,2% de la capacidad de la flota estaba ociosa, frente al 5,1% a principios de enero. Mientras tanto, los informes de ajustes de servicio adicionales siguen filtrándose.

Precio del petróleo y precios de las acciones

Acerca de la relación entre los precios del petróleo y los precios de las acciones de las líneas navieras, la sabiduría convencional establece que ambos tienen una correlación inversa. En otras palabras, cuando los precios del petróleo suben, las valoraciones de las navieras bajan y viceversa. La suposición subyacente adoptada por este punto de vista es que cuando los precios del petróleo aumentan, los precios de la energía aumentan en su conjunto. Esto provoca una inflación sistémica, con lo que aumenta el costo de operación de las empresas, especialmente en un sector como el del transporte marítimo de contenedores, en el que el precio del combustible para buques es un determinante clave de la rentabilidad. En ese sentido, Drewry observa que la relación se ha mantenido en gran medida entre el precio de las acciones de Maersk y Evergreen y el precio del crudo Brent. Por otra parte, a medida que los precios del combustible de los buques descendieron a US$149/tonelada para el HFO y US$196/tonelada para el VLSFO, la diferencia de precios entre los dos tipos de combustible cayó por debajo de los US$50/tonelada. https://www.mundomaritimo.cl/

DEJA UNA RESPUESTA