“Uruguay vive de espaldas al mar”.

0
355

Cuántas veces esta frase ha sido reiterada por historiadores de la talla de Martínez Montero, Pivel Devoto, Reyes Abadie o de maestros de la geopolítica como lo fue el Prof. Quagliotti de Bellis. Sin duda, así lo ha sido una y mil veces en libros que merecen estar siempre a disposición de aquellos que de una manera u otra se hallan instalados en el Estado.
Pero parece que la dirección de Radiodifusión del Uruguay CX 26 (ex Sodre) no lo entiende así, y de golpe y porrazo, de un plumazo como bien sabe hacerlo la burocracia, ha sacado del aire al programa “Uruguay Proa Al Mar”, que se emitía los sábados y domingos de mañana por dicha emisora. La carta que eleva la dirección de la emisora, donde se intenta pobremente explicar tan intempestiva decisión, refleja la ignorancia de lo que supone la importancia de la Antártida Uruguaya o de que nuestro país posee hoy bajo su soberanía más agua que tierra, por lo que el mundo marítimo criollo alcanza una entidad más que manifiesta dentro de este momento global que se nos presenta tan agresivo y terminal.
Como si esto fuera poco, la dirección de la emisora de “todos los uruguayos” deja medianamente explícitas situaciones de índole personal, totalmente injustas con papeleos mediante, frente a que el Prof. Roberto Bardecio, director de dicho programa desde hace más de un lustro, es un periodista con más de 25 años de vinculación con la Antártida Uruguaya, por lo que en este aspecto nadie le puede enmendar la plana. Este hecho no resiste críticas. Pero de dicha carta surge algo aún más preocupante, pues como es lógico cuando se habla de la Antártida o del espacio marítimo uruguayo, se debe contar con la presencia de nuestras FFAA, sostenedoras de la soberanía nacional en esas instancias por lo que es pasible pensar qué opina la dirección de la emisora ante dicha afirmación.
Por ello, desde el vamos, el espacio del programa contó con amplio y desinteresado apoyo desde dicho sector.
Entonces: ¿alguien puede sostener que en la visión antártica o marítima, y en el caso de un programa informativo periodístico, se debe obviar a la Armada, la Fuerza Aérea o el Ejército Nacional? ¿Acaso la enorme mayoría, (por no decir todas) de las bases antárticas de todas las nacionalidades que se hallan en el “continente helado”, no dependen de sus FFAA? Y la gigantesca soberanía marítima criolla, ¿no está, en primera línea, a cargo de la Armada Nacional? Se ve que la dirección de CX 26 no se halla al tanto de todo lo que significa esto y sólo demuestra estar sujeta a alguna especie de fantasma ideológico y discriminativo.
Dejamos también señalado que el programa “Uruguay Proa al Mar”, en su momento, fue declarado de “interés nacional” por el Poder Ejecutivo.
Por ello consideramos que nuestra sociedad debería ser más marítima que playera. Ojalá así sea y reine una muy necesaria cordura.

POR ALEJANDRO BERTOCCHI MORÁN

www.elpais.com.uy

DEJA UNA RESPUESTA