LOGÍSTICA: DE URUGUAY PARA TODO EL MUNDO

0
351
tgu66

La Terminal de Graneles Montevideo aporta competitividad al sector exportador: es una muestra del potencial del país como hub logístico regional.- Por estos días, cuando la zafra está llegando a su fin, el desfile de camiones es incesante. Un enorme barco espera, y cuando zarpe, otro lo reemplazará. El trabajo puede prolongarse las 24 horas, los siete días de la semana. Es la actividad que cumple la Terminal de Graneles Montevideo (TGM), operada por la empresa Obrinel S. A.– El primer barco granelero se cargó en noviembre del año pasado: con esa operación,

comenzó a funcionar la Terminal y se hizo realidad el proyecto que comenzó en 2010 con la licitación pública internacional convocada por la Administración Nacional de Puertos.-“La Terminal ha aportado competitividad al sector exportador y no solamente de Uruguay sino de toda la región”, explica Emilio Perazzio, gerente general de Obrinel.

Obrinel es un consorcio internacional formado por una compañía naviera y por una empresa internacional especializada en actividades de transporte y logística. Las obras se iniciaron en enero de 2014, con una inversión de varios millones de dólares, destinados a la infraestructura: silos, sistemas de carga y descarga, oficinas, laboratorios, ingresos y un puesto de atraque para los barcos. Toda la planta está construida sobre siete hectáreas y media de terreno ganado a las aguas de la bahía de Montevideo, de las cuales cinco hectáreas fueron hechas por la Administración Nacional de Puertos (ANP) y el resto por la empresa.–Desde lejos se pueden ver los impresionantes 12 silos de 10.000 toneladas cada uno y tres de 3.000, destinados a mercaderías especiales. Si cada camión puede transportar unas 29 toneladas de grano, se necesitan 350 viajes para completar un solo silo. También impresiona todo el sistema que lleva la carga desde esas instalaciones a los buques cargueros, por su porte y su tecnología.– La terminal maneja granos, sobre todo soja —aunque puede movilizar también otros granos como trigo o arroz — y chips de madera. El trabajo es estacional: durante la cosecha (entre abril y junio) emplea entre 50 y 60 personas, el resto del año unos 25.

 

 

Hoy la mercadería se recibe a través de camiones, pero Obrinel se prepara para poder cumplir en el futuro cercano la recepción de mercadería a través de ferrocarril y barcazas semi oceánicas en su propio muelle.

“Es una terminal especializada en graneles, con lo último en tecnología en el mundo tanto en materia de carga como en sistemas de seguridad y control ambiental, un aspecto que es fundamental en este tipo de operativa”, comenta Perazzio.

SUS VENTAJAS.- Los camiones llegan y esperan en playas externas hasta realizar las autorizaciones exigidas por ANP y Aduana. Una vez cumplidos los requisitos los vehículos ingresan a descargar. El primer paso es tomar muestras de la carga de cada uno para comprobar la calidad del producto para exportación. Una vez determinado, se envía la soja a   los silos que correspondan para mantenerlo en óptimas condiciones para ser embarcados.- Existe una planta de acondicionamiento, cuando la carga no llega en condiciones ideales para la exportación: por ejemplo, si vienen granos húmedos, se procede al secado.–Después, por una cinta de 500 metros de largo va subiendo para la carga en los barcos. La terminal puede operar con Panamax e incluso con Post Panamax, que pueden cargar hasta 90.000 toneladas. –“Una de las ventajas más importantes que tenemos es que podernos cargar los barcos y completarlos por tener más de 12 metros de profundidad en el muelle”, señala el gerente general. “Otra ventaja es que no hay largas esperas y se carga sin demoras. Si es necesario se trabaja de lunes a domingos, durante las 24 horas”.“Desde que opera esta terminal especializada, ha mejorado notablemente la logística del sector para el puerto de Montevideo. La terminal ha aportado competitividad al sector agro industrial y no solamente de Uruguay sino de la región”—URUGUAY COMO HUB REGIONAL.- El emprendimiento de Obrinel contó con el asesoramiento legal del Estudio Posadas, Posadas & Vecino. “El proyecto de Obrinel muestra las ventajas que posee Uruguay para funcionar como un hub logístico de la región, afirma el doctor Tomás Gurméndez, socio del Estudio Posadas, Posadas & Vecino, que trabaja con la empresa desde el año 2011.- “Uruguay posee un régimen legal de puerto libre muy beneficioso, lo cual, combinado con su ubicación regional y las condiciones geográficas naturales, tanto de Montevideo como de Nueva Palmira, lo vuelven muy atractivo para la actividad de logística, sobre todo de tránsito y trasbordo de mercaderías”, enfatiza Gurméndez.
En ese sentido, indicó que desde el punto de vista legal, el régimen de puertos y aeropuertos libre permite la libre circulación de mercaderías dentro de los recintos aduaneros portuarios sin exigencia de autorizaciones, así como el libre cambio de destino de las mismas, además de que durante la permanencia en puerto, la mercadería está exenta de todos los impuestos y recargos aplicables a la importación. Estas ventajas abarcan por supuesto a los granos.
Además, el país posee “un régimen de exoneración y promoción de inversiones muy agresivo e interesante”, señala. La ley de promoción y protección de inversiones funciona “muy bien” para las inversiones en logística, destaca. Finalmente, la ubicación del territorio y las bondades de sus puertos, por calado y otros aspectos geográficos, contribuyen a ese potencial.

Por otra parte, el crecimiento exponencial de la producción agroindustrial en Uruguay en los últimos años, sobre todo en materia agrícola, hizo que se hayan incrementado las necesidades de logística. Y eso llevó a que comenzaran a llegar inversiones fuertes en logística para acompasar ese crecimiento. En ese marco se encuentra el proyecto de Obrinel”, explica Gurméndez.

PPP, APERTURA A LA INVERSIÓN.-El año pasado, el Gobierno anunció el lanzamiento de diversos llamados internacionales para la construcción de obras de infraestructura bajo el régimen de Participación Público Privada (PPP), según la ley aprobada en 2011.-En ese marco ya hay proyectos adjudicados, financiados y en proceso de construcción, como es el caso de la cárcel de Punta Rieles.-Existen en curso otras licitaciones, para las cuales ya se presentaron ofertas o que están próximas a su adjudicación para construcción y mejoramiento de la infraestructura vial. Por ejemplo, diversas rutas y la vía férrea Algorta-Fray Bentos. “Son proyectos que van a mejorar sustancialmente la red vial del país, algo que es necesario. Y abre la posibilidad para inversores locales e internacionales especializados en el rubro infraestructura”.- (Noticiasuy)

DEJA UNA RESPUESTA