Un bosque de mástiles frente a la playa Mansa

0
182

Hasta el sábado, se podrá ver la regata Rolex Atlántico Sur. Un grupo de regatistas posó para una foto en el puerto de Punta del Este. Luego, uno de ellos descorchó un champagne. Ayer, a las 4 de la tarde, la sensación de cansancio y felicidad de los tripulantes del velero Mirador llamó la atención de decenas de turistas que paseaban por el lugar. Es que esta embarcación argentina resultó la vencedora de la primera etapa de una de las categorías de la Rolex Circuito Atlántico Sur, el evento más importante de Sudamérica en yatching.

El tiempo, uno de los aspectos más comentados en las últimas horas, dilató la llegada de todas las embarcaciones. “Fue una regata bastante dura porque hubo mucho viento del Este y del sureste. Estamos muy contentos porque el barco tuvo una muy buena performance”, indicó Sebastián Peri Brusia, el orientador táctico de esta embarcación que compite en la fórmula ORC internacional.

“Venimos trabajando hace tiempo en conjunto y poniendo muchas horas de entrenamiento para lograr mejores resultados. Y estamos muy contentos por empezar bien esta competencia”, agregó Peri Brusia, quien destacó el trabajo total del resto de los 11 tripulantes.

Este equipo asegura que las condiciones climáticas de Punta del Este favorecen más a los barcos más dinámicos y modernos. “Es opuesto al nuestro que es más pesado y más antiguo. Nuestro barco pesa 7.300 kilos”, indicó Peri Brusia. Los más modernos no superan los 2.300. “Va a ser difícil pero vamos a luchar”, declaró.

Semana náutica.

Hasta el sábado, el mar estará tupido de velas. Es que las canchas de las regatas serán entre Las Delicias (Parada 25 de la Mansa) y Piedras del Chileno (Parada 35) y cualquier turista que decida ir a algunas de las playas entre ambos puntos podrá observar, aunque de lejos, las competencias.

En total habrá 77 barcos en las distintas categorías, cuyos tripulantes provienen de Inglaterra, Estados Unidos, Brasil, Argentina y Uruguay. Entre ellos hay 10 competidores olímpicos y cuatro medallistas.

En la categoría J70, las 25 embarcaciones, que tienen dimensiones exactamente iguales, llegaron por tierra. Son monotipo y empiezan hoy la primera regata.

Entre ellos se destaca el campeón del mundo, del que el Yatch Club destaca que ha habido un interés específico de venir a navegar en las aguas esteñas para probarse. Los 45 restantes vienen por mar. En este caso sus tamaños son diferentes: hay barcos entre nueve y 16 metros. https://www.elpais.com.uy

DEJA UNA RESPUESTA