Homenaje de la Asociación de Reservistas Navales con motivo del 11 de abril

0
445
Torta del Homenaje
Torta del Homenaje

Sub Oficial de Cargo (RN) Nélson Piñeyrúa (Foto actual)

El viernes 6 de abril en ocasión de coincidir el cumpleaños del más antiguo Reservista Naval Voluntario en instrucción y en proximidad del día de los Reservistas Voluntarios, conmemorado ayer 11 de abril, se realizó un homenaje al Sub Oficial de Cargo Don Nelson Piñeyrúa por parte de la Asociación de Reservistas Navales  en la Sede del Club Naval  de Carrasco. En la parte central del acto el Presidente de la ARN CN(R) Don Héctor Gustavo Yori pronunció el siguiente discurso:

Señoras y Señores:

El próximo 11 de abril del 2018, conmemoraremos con mucha emoción el sexagésimo quinto aniversario del  “Día del Reservista Voluntario”.

Recordemos que fue instituido por el Consejo de Administración, presidido por don Andrés Martínez Trueba por el Decreto N° 22.288 de 1° de marzo de 1953,

Se expresaba en la exposición de motivos qué “los ciudadanos reservistas voluntarios de hoy se constituyen física y espiritualmente, en legítimos sucesores de aquellos Patriotas Orientales que atendieron la convocatoria del Primer Jefe de la Nación don José Artigas, realizada un 11 de abril, del lejano 1811, por medio de la “Proclama de Mercedes”.

A aquel llamado, acudieron cerca de un millar de voluntarios de todos los niveles culturales, sociales y económicos, anteponiendo la causa común, a las individualidades; en su mayoría carentes de experiencia militar y de medios apropiados.

Se conformó el incipiente Ejercito de la Patria, que tan sólo un mes más tarde, en Las Piedras, tuvo su bautismo de fuego, resultando heroicamente vencedor frente a una fuerza española militar profesional, superior en hombres y armas; lo cual engrandece aún más la hazaña.

De esa misma manera se constituyó también la Flota Artiguista, al mando del Comandante de Marina Don Pedro Campbell, la cual dominó todos los ríos de las provincias de la Liga Federal, siendo éste el último en rendirse; retirándose luego con Artigas al Paraguay.

Estos hechos trazaron el rumbo del ideal Artiguista, creando una mística y una tradición histórica común, que nuestro prócer expresara en los siguientes términos:

”El hecho de servir a mi país es bastante |premio.

La satisfacción sencilla de conseguirlo es la única gloria a que puedo aspirar.”

Así se consolidó nuestra nación en el siglo XIX, conformando con gran parte de sus ciudadanos voluntarios , lo que en la actualidad se considerarían fuerzas de reserva.

Ya en el siglo XX, el país alcanzó una estabilidad social que acompañada con la modernización de su organización estatal lo hicieron estar a la vanguardia en el contexto mundial, viendo asimismo la posibilidad de un conflicto bélico como remoto, por lo cual la función militar se circunscribió a sus efectivos permanentes, profesionalizándose el servicio.

La Batalla del Río de la Plata en 1939, conmueve a la tranquila sociedad uruguaya, sumándose el hundimiento de los buques mercantes “Montevideo“ y “ Maldonado”.

Se despierta en la sociedad un sentimiento patriótico, que se transformó en necesidad ciudadana de involucrarse de manera efectiva en la defensa de la Nación.

Frente a estos sucesos, el 20 de Julio de 1940, es promulgada la Ley N° 9943 de INSTRUCCION MILITAR, tras lo cual miles de voluntarios concurrieron a recibir Instrucción Militar.

En el ámbito de la Marina de Guerra se conforma los Batallones de Voluntarios de Marina denominados: ”Zapicán”, con sede en la ex Escuela Naval y

” Honor y Patria”, instalado en el ex polígono de la Marina, actual Centro de Instrucción de la Armada.

El mando Naval de la época, designa el que sería el gran líder y primer Jefe de esos Voluntarios, el Capitán de Navío (C.G)Washington MARROCHE, él nos legó una consigna ese20 de Julio de 1940, cuando fueron entregados los Pabellones de guerra a estos ciudadanos. 

En ese sublime discurso, expresó, “Que los ciudadanos Orientales debían – Dar más de lo que la Patria pide y antes de que ella lo exija”.

Esas palabras son actualmente nuestra guía y son la divisa de los blasones heráldicos de la Dirección de la Reserva Naval.

En el año 1942, ambos batallones se fusionaron, formándose la Reserva Naval, en el Centro de Instrucción, siendo su primer jefe el Capitán de Navío W. Marroche.

Por esos años, en 1943, un joven nacido en 1928, se enlista en la Reserva Naval y desde entonces ininterrumpidamente a prestado servicio en la Armada Nacional.

Él continuo su carrera y su vocación, llegando a la máxima jerarquía dentro de personal subalterno, a Sub Oficial de Cargo.

Don Nelson, es un ejemplo de lo que debe ser un Reservista Naval: un Ciudadano Honorable, Valiente, Leal a su Patria y las Instituciones que la constituyen;  es también un buen vecino, un trabajador honrado, consustanciado con las cuestiones nacionales, un ejemplar esposo, padre y abuelo, en definitiva: un Hombre Íntegro.

Por ello la Asociación de Reservistas Navales (ARN) quiere rendirle un homenaje a Don Nelson socio fundacional de la misma hace 70 años,

quien cuenta con  75 años como reservista naval, donde ha servido a su patria de forma voluntaria y honoraria y al mismo tiempo, recordar conjuntamente el “Día del Reservista Voluntario”

Ese joven no es otro que nuestro querido camarada el Suboficial de Cargo (RN) Nelson Piñeyrúa, a quien tenemos el inmenso honor de humildemente homenajear en este día y en él a todos los reservistas navales de todas las épocas.

 

Larga vida a Don NELSON !

Larga vida la RESERVA NAVAL!

Larga vida a la Asociación de Reservistas Navales!

Larga vida a la ARMADA NACIONAL!

 

Muchas gracias.

CN® HECTOR GUSTAVO YORI

PRESIDENTE DE A ASOCIACION DE RESERVISTAS NAVALES

UVM

NOTA:  La imagen corresponde a la torta del homenaje

DEJA UNA RESPUESTA